El español en el mundo

Una lengua no se define sólo por la cantidad de hablantes, sino también por los aspectos de la realidad que transmite. Si el inglés ocupa el primer lugar en el campo de la investigación científico-técnica y de los negocios, el español juega un relevante papel como lengua de cultura. El español se considera así gracias a la originalidad de la literatura hispánica, tanto la de América Latina como la de España. Son varios los Premios Nobel concedidos por las obras literarias escritas en español: Miguel Ángel Asturias (1967), Pablo Neruda (1971), Vicente Aleixandre (1977), Gabriel García Márquez (1982), Camilo José Cela (1989) y Octavio Paz (1990).

La expansión del español ha sido hasta hace poco un fenómeno espontáneo. En 1991, el Parlamento español aprobó la creación del Instituto Cervantes. El Instituto Cervantes tiene una red de 70 centros, destinados a difundir la lengua y la cultura hispánicas en todo el mundo.

Junto a esta labor de difusión se multiplican los esfuerzos para mantener la unidad del idioma español. Las Academias de todos los países hispánicos colaboran con la Real Academia Española de la Lengua renovando y actualizando el Diccionario académico. Una de sus misiones es incorporar el Vocabulario que va surgiendo en los distintos países hispánicos. Así se intenta crear un patrimonio común de todos los hablantes de español. Con esto, también se evítala fragmentación de la lengua.

Las nuevas tecnologías han permitido crear en Internet una base de datos que posee gran número de textos literarios. Una red de buscadores permite encontrar fragmentos necesarios en muy pocos segundos.

Otra tarea importante es unificar el idioma en los medios de comunicación y velar por el buen uso de la lengua. Con ese fin se realiza el doblaje de películas y telenovelas. Se tiende a crear un español estándar, desprovisto de acentos regionales, que pueda llegar a todos los públicos hispanos.

0
77
RSS
No hay comentarios. ¡El tuyo será el primero!