Crecimiento sustentable

Tipo de articulo:
Revisión
Crecimiento sustentable

En la sección anterior comenzamos a realizar algunas buenas prácticas de dirección.

En esta sección vamos a revisar otros dos términos y otros dos conceptos que son los fundamentales para tener una buena gestión de la empresa, me refiero al crecimiento sustentable y al logro a través del desarrollo de ventajas competitivas.

¿Necesita una empresa crecer?

¿Qué significa crecer?

¿Qué diferencia tiene con engordar?

Se llama engordar en el ambiente empresarial a aquella empresa cuya única motivación es aumentar sus ventas.

Me atrevería a decir casi a costa de cualquier cosa.

Un proceso de crecimiento es mucho más que un mero proceso de aumentar ventas.

Crecer es una necesidad pero al mismo tiempo es una responsabilidad.

Por supuesto que una empresa necesita crecer.

En el mundo de hoy, el que no crece decrece.

El que no mejora, desmejora.

Pero hagamos un buen crecimiento, un crecimiento que podemos denominar responsable, un crecimiento sano.

¿Qué características tiene un crecimiento sano?

Fundamentalmente tiene dos características, sostenibilidad del mismo y sustentabilidad del mismo.

Un crecimiento es sostenible si es capaz de generar buenos resultados en la empresa que crece.

Solo la generación de buenos resultados económicos permite continuar el proceso de conocimiento y legitimar este proceso.

¿Es lo mismo que un crecimiento sustentable?

No, no es lo mismo.

La sustentabilidad que el solo resultado económico.

Cuando uno habla de un crecimiento sustentable, sin lugar a duda es que es un crecimiento que busca responder a una demanda, satisfacer esa demanda.

En este sentido aumentar el tamaño de operación del negocio.

Sin embargo, ese aumento en el tamaño del negocio, no es posible si no va acompañado de un adecuado programa de inversiones que permita que esa mayor demanda sea satisfecha de una forma, si no va acompañado de contar con las personas adecuadas, con las preparaciones adecuadas, con el nivel de competencias adecuadas que permita entregar verdaderamente la esencia de la empresa, independientemente de tener un tamaño mayor y si no va acompañado con los debidos sistemas de apoyo, sistemas de dirección, sistemas de soporte que permiten a esta empresa mantenerla, desarrollándose de forma sana.

Pero no solo esto, un crecimiento sustentable es un crecimiento que se produce en armonía con el medio ambiente, en armonía con el desarrollo social y local de la comunidad dentro la que cual se encuentra inserta la empresa.

Por tanto, crecer es una responsabilidad.

Satisfacer nuevas demandas acompañada con inversiones, personas, sistemas de apoyo en armonía con el entorno, con la comunidad, con el medio local en donde se encuentra la empresa inserta.

No hay forma de desarrollar una empresa, por tanto de hacerla crecer si esta empresa no es capaz de desarrollar ventajas competitivas.

Dos aclaraciones.

Ventajas para competir, no ventajas comparativas como habitualmente se le llama en la jerga popular.

Se trata de desarrollar ventajas que permitan ser únicos.

Competir mejor.

En segundo lugar, detrás de la ventaja competitiva está la respuesta a la pregunta, ¿por qué un cliente me refiere?

¿Por qué me va a seguir prefiriendo?

Si una empresa no tiene una respuesta clara y nítida a esa pregunta, su desarrollo, su posible éxito será una casualidad.

¿Qué es una ventaja competitiva?

Es un atributo o un conjunto de ellos que diferencia la empresa.

La desmarca, la hace única, la separa de sus competidores.

Es distinto, construye un espacio único diferente al de otros.

En segundo lugar, ese espacio único que se construye es un espacio que es valorado, ¿por quién?

Por el cliente, es valioso para él.

Una ventaja es valiosa en la medida que induzca preferencia del cliente y genere disposición a poder desde el punto de vista de ese cliente, retribuir económicamente por esa diferencia que está siendo entregada por la empresa.

Tercero, es un atributo valioso tener que al cliente le llega, lo percibe, lo puede saborear, se hace realidad en su diario vivir, en su cotidianidad.

Las ventajas competitivas, el cliente debe vivirlas.

No son definiciones teóricas ni el reflejo de un deseo sobre lo que quiero entregar, esa entrega efectiva en beneficio del cliente.

Son ventajas de calidad, requieren sustentarse en el tiempo, esto es la capacidad de la misma de poder proyectar los beneficios

que ella genera de forma consistente y sana a lo largo del tiempo.

Si una empresa no es capaz de definir ventajas competitivas, no es capaz de lograrlas, de hacerlas realidad, hipoteca su éxito,

hace que su futuro sea una casualidad y no construye una empresa sana y menos sustentable y sostenible en el tiempo.

Hemos terminado de revisar principales aspectos que constituyen a las empresas exitosas.

En esta segunda sección hemos dicho que un negocio sin ventajas es efímero, una empresa sin ventaja no puede ser exitosa.

Y esa ventaja tiene un nombre, competitividad, se trata de competir mejor entregando tributos que el cliente valore, que le llegue y que sean sostenibles y consistentes en el tiempo.

Dijimos que el crecimiento no es la panacea, el crecimiento requiere responsabilidad.

El crecimiento necesario es un crecimiento sano.

Crecimiento sano es un crecimiento sostenible, capaz de generar resultados económicos pero al mismo tiempo sustentable.

Son crecimientos que armonizan demanda con inversiones con personas, con sistemas de apoyo.

Tiene un contexto de armonía con las comunidades, con el medio ambiente, con los grupos de referencia.

Una vez definida la ventaja, recuerde el desafío es lograrla, es hacerla realidad.

Así hemos llegado al término de este módulo ser empresario y gestión de empresas.

A lo largo del mismo hemos revisado tres grandes partes.

La primera de ellas nos situó en la empresa y el progreso social para entender lo que es una empresa y cómo aporta el desarrollo social y local.

En la segunda parte hablamos de lo que hace un empresario o emprendedor y de las cualidades y requisitos que son necesarias desarrollar para efectos de poder formarse bien.

Finalmente, la tercera parte nos permitió revisar algunas de las buenas prácticas que un buen empresario o emprendedor desarrolla para tener una gestión exitosa.

Le agradezco el que haya participado en este módulo y le deseo mucha suerte en el desarrollo de su empresa en el tiempo.

0
8
RSS
No comments yet. Be the first to add a comment!
Reclamo