Medición de la Eficiencia en la Gestión de la Empresa

Medición de la Eficiencia en la Gestión de la Empresa

En el video anterior, en los dos videos anteriores, vimos la información financiera de la que disponíamos, balance y estado de resultado, para poder llegar a lo que queremos hacer, que es medir efectivamente la, la, la gestión a través de la creación de valor que se pudiera haber generado, el impacto que puede haber habido como resultado de la gestión en el valor de la empresa para sus dueños.

De modo que este es el tema de este video, la medición de la eficiencia en la gestión de la empresa.

¿Cómo se mide?

¿Cuál es la esencia, lo básico, en la medición?

Recuerden un concepto muy importante del video anterior dentro del estado de resultados, el resultado operacional, el resultado de la actividad propia de la empresa, de sus inversiones, el resultado generado por sus inversiones.

La pregunta que nos hacemos entonces es, ¿cómo medimos la eficiencia con la que se ha gestionado o administrado una empresa en un período?

¿Cuál es la unidad de medida que habitualmente usamos en finanzas?

La respuesta es lo vamos a medir la eficiencia a través de lo que conocemos como su rentabilidad.

Rentabilidad, un concepto que todos tenemos escuchado.

La pregunta es, en esencia, ¿qué es la rentabilidad?

La rentabilidad es una medida de la ganancia por peso, por dólar invertido.

¿Cuánto gané por dólar invertido?

Y esto es fundamental entender lo siguiente.

La eficiencia de la gestión de la empresa no se mide por sus utilidades.

¿Por qué?

Si yo le digo a alguien ¿qué empresa prefieres, esta empresa que tiene utilidades 100.000 o esta empresa que tiene utilidades 200.000?

Si lo va a medir solo por las utilidades naturalmente me va a contestar me parece, prefiero la de 200.000.

¿Cuál fue más eficiente?

Me va a contestar la de 200.000.

¿Qué ocurre si yo le digo que para generar 100.000 de utilidades, lo que tuvo que invertir la primera empresa fueron 500.000 dólares.

Con 500.000 dólares de inversión, de activo, generó, esos activos generaron una utilidad de 100.000.

Mientras que la segunda, para poder generar 200.000 de utilidad lo que necesitó esa empresa fue 2 millones de dólares.

La pregunta es, ¿cuál de las dos fue más eficiente?

La primera empresa ganó por cada dólar que invirtió, ganó 20 por ciento.

La segunda empresa, por cada dólar que invirtió, recuerden que invirtió 2 millones de dólares y ganó 200.000, ganó 10 por ciento.

La rentabilidad de la primera fue 20 por ciento y la rentabilidad de la segunda fue 10 por ciento.

Pregunta, ¿cuál de las dos fue más eficiente?

Una vez que incorporamos en, en el análisis la inversión que hubo que hacer, ciertamente fue mejor la primera.

Eso es lo que busca la rentabilidad.

Medir la eficiencia por dólar, por unidades, por pesos invertidos.

Entonces, cuando nosotros la rentabilidad, el concepto de rentabilidad lo aplicamos a la eficiencia, a la gestión de la empresa, debemos plantearlo del siguiente modo.

La rentabilidad de una empresa es la capacidad que ella tiene para generar utilidades como resultado de la gestión de sus recursos.

En este caso, en el que estamos preguntándonos por la eficiencia de la gestión de la empresa propiamente tal, diremos entonces, como resultado de la gestión del total de sus recursos, de sus activos.

Esa es la medida fundamental de la eficiencia de la gestión de una empresa.

La rentabilidad, la eficiencia con que se han manejado sus inversiones, una buena rentabilidad de sus inversiones genera buenos resultados, buenas rentabilidades para los dueños.

Entonces vamos a concentrarnos en esto que es fundamental, y ya saben por qué la rentabilidad y no la utilidad.

Esta es la empresa que nosotros tenemos por el momento, ¿verdad?

Activo, pasivo y patrimonio.

Les invito a que lo que vamos, hagamos ahora es concentrarnos en las inversiones.

Vamos a tomar nada más que el lado izquierdo de esa foto, nos, porque lo que nos interesa en este momento es medir la eficiencia con que la empresa ha manejado, ha gestionado los recursos que ella tiene.

Y sus recursos son sus inversiones, son sus activos.

Vamos entonces a, a suponer que la empresa solo tiene activos operacionales, propios de su giro.

O sea, si estoy hablando de una línea aérea, es una línea aérea que tiene aviones, etcétera, pero no tiene acciones de, de una empresa de retail.

No, es solo activo operacional, ¿eh?, que es lo más normal, por cierto.

Entonces la pregunta es ¿cómo medimos la eficiencia?

Entendiendo por eficiencia la rentabilidad la ganancia por dólar invertido de la empresa propiamente tal.

Y eso es lo que conocemos como la rentabilidad operacional de la empresa.

La rentabilidad operacional de la empresa.

¿Cuál ha sido el resultado que sus activos han generado?

Pero, medido, no, no podemos decir que, que porque tuvo una utilidad operacional de un millón es mejor que la que tuvo una utilidad operacional de 500.000.

Tenemos que incorporar el, el elemento cuánto fue necesario invertir.

Y esta es la medida universal, esta que están viendo, la rentabilidad operacional de una empresa es la medida universal de eficiencia en la gestión de una empresa.

Resultado operacional dividido por activo.

Ganancia operacional por dólar de activo invertido.

Estoy suponiendo que hay solo activos propios del giro.

Apliquemos esto a la empresa que nosotros hemos visto La Promesa.

¿Qué ocurrió en el año 2014 en nuestra empresa La Promesa?

Me van a permitir saltarme un par de, de, irme al anexo, fíjense, perdonen.

Vamos a ir al anexo.

Ese es, ese es el estado de resultado que teníamos de la empresa.

Si ustedes observan lo que tenemos en esta empresa el año 2014 es un resultado operacional de 2.000.

Bueno, la pregunta es ¿cuánto, cuál fue el resultado operacional de esta empresa, la rentabilidad operacional de esta empresa en el año 2014?

Hemos vuelto al, a la imagen anterior.

Esta es la, la rentabilidad operacional, que en este caso, para esta empresa fue, resultado operacional 2.000, y ¿cuánto hubo que invertir, cuál eran los activos con que partió el primero de enero del año 2014?

O si ustedes quieren el 31 de diciembre de 2013.

¿cuánto era la cantidad de recursos que yo tenía inmovilizados?

10.000.

Con 10.000, ¿cuánto generé?

2.000.

¿Cuánto se ganó por dólar invertido?

20 por ciento.

Eso es nuestra rentabilidad operacional.

Sinteticemos lo que hemos dicho.

Este concepto tan importante, que nos va, va ser el que vamos a usar para la medición de la creación de valor.

Pregunta, ¿cómo mediremos, en principio, la eficiencia de la gestión de la empresa en un período?

Respuesta, a través de la rentabilidad que haya generado.

¿Qué entendemos por rentabilidad?

Ganancia generada por cada dólar de inversión.

La rentabilidad de la empresa propiamente tal, de sus inversiones, de sus activos, es el cociente entonces entre resultado operacional y activo, ganancias por dólares de activo.

Una rentabilidad operacional positiva significa que como resultado de la gestión de la empresa se han generado recursos luego de considerar la recuperación del total de la inversión que ella mantuvo en la forma de activo.

Eso es una rentabilidad positiva, que la empresa recuperó, como resultado de la gestión, recuperó todos los activos, el monto de activos que ella tenía invertidos, pero además, generó recursos adicionales, rentabilidad positiva.

Con esta rentabilidad entonces vamos a ver la creación de valor.

La rentabilidad de una empresa corresponde a la ganancia en un periodo por € invertido.

0
26
RSS
No hay comentarios. ¡El tuyo será el primero!