Gala Gallego, la primera mujer al mando de una unidad en Irak

Gala Gallego, la primera mujer al mando de una unidad en Irak

La comandante Gala Gallego, en un helicóptero en Irak: «El Ejército no es machista»

La Línea de la Concepción, Cádiz, 1975. La comandante Gala Gallego está al frente del contingente de cinco helicópteros y 76 militares, nueve de ellos mujeres, que se acaban de desplegar en Irak. Es la primera mujer al mando de una unidad operativa de las Fuerzas Armadas españolas en zona de conflicto. Estarán seis meses allí.

Están recién aterrizados en Irak. ¿Qué se han encontrado?
Un clima adverso, con temperaturas muy elevadas y, en algunas ocasiones al realizar nuestros vuelos, con una visibilidad reducida como consecuencia del polvo en el ambiente. Pero también nos hemos encontrado con personal de otros países, que ya estaban establecidos en Taji, dispuestos a hacernos muy fácil el despliegue e integración en la Coalición.
¿En qué va a consistir su trabajo?
En proporcionar capacidad de transporte a las tropas desplegadas en la zona, apoyando también al contingente español que necesita mover personal y carga de unas bases a otras.
El cambio de Gobierno, ¿influye en los militares españoles desplegados en el exterior?
Por el momento, no. Sin embargo, desconozco la repercusión en el futuro.
¿Qué nivel de riesgo tiene su misión?
Es de riego bajo, pero volar siempre será más arriesgado que otras actividades, aquí o en territorio nacional.
En marzo un helicóptero estadounidense se estrelló junto a la frontera siria y murieron sus siete ocupantes.
Por desgracia, los accidentes aéreos ocurren y en ellos las probabilidades de sobrevivir de los ocupantes son escasas por la altura y velocidad a la que operan.
¿Qué papel desempeñan las tropas españolas en Irak?
De mentor del ejército iraquí, adiestrando, asesorando y apoyando a sus unidades para que tenga unas fuerzas armadas capaces de seguir luchando contra el Daesh y ser autosuficientes para proporcionar seguridad al país a largo plazo.
¿En qué se nota o se percibirá en un futuro la intervención del Ejército español en la zona?
Se ha mejorado la situación en todo el país. En un principio, se ha frenado el avance del Daesh en el territorio y, después, reduciendo su presencia, permitiendo a la población normalizar sus vidas en la mayor parte del territorio.
¿Podría asumir el Ejército español un papel más protagonista en las misiones en el exterior y no sólo en Irak?
Eso es una decisión política. El Ejército español intentará estar preparado para lo que el Gobierno estime.
¿Del éxito de las operaciones en Irak y en otros puntos del mundo depende que en el futuro no haya atentados terroristas?
No sólo depende de ello, pero es una contribución a este fin.
¿Cómo es el enemigo yihadista?
Muy difícil de detectar y difícil de combatir, ya que se escuda en la población civil no combatiente.
La novedad de esta misión es que el contingente español se integrará en una unidad del Ejército estadounidense. ¿Qué dificultades pueden surgir?
En principio ninguna que no se pueda resolver. Obviamente, nuestros procedimientos y regulaciones no son los mismos, pero pueden adaptarse para mantenernos dentro de un mismo criterio a la hora de realizar los vuelos. Por otro lado, el material es diferente, pero con una buena planificación y el conocimiento mutuo entre las dos unidades, las misiones pueden llevarse a cabo. Ya hemos realizado algunos vuelos mixtos y aunque lo ideal es que fuéramos interoperables al 100%, ni la seguridad ni la misión se ven comprometidas.
Estuvo una vez en Bosnia y tres en Afganistán. ¿Cuál fue el momento más crítico al que tuvo que hacer frente en estos destinos?
Sin duda alguna cuando hubo víctimas aliadas tras ataques enemigos, sobre todo cuando eran compatriotas.
Nunca antes una mujer había mandado una unidad operativa de las Fuerzas Armadas españolas en zona de conflicto. ¿Cómo lo afronta?
Como lo haría cualquier militar, sea hombre o mujer, con ilusión y con orgullo, y con la entera disposición a asumir el reto.
Es piloto de helicópteros, una tarea en la que los hombres son mayoría.
Cada vez hay más mujeres piloto, tanto militares como civiles. La incorporación a la vida laboral de la mujer es una realidad y el Ejército es, en algunos casos, pionero en este sentido, al tratarse de una profesión tradicionalmente de hombres.
¿Se le exige más a una mujer para llegar donde está usted?
No, se nos exige lo mismo. Si bien, desde hace unos años, los mínimos para las pruebas físicas no son iguales y son menos exigentes para las mujeres. Desde mi punto de vista, deberían ser iguales.
¿Es machista el Ejército?
No, no lo considero así. Es probable que haya hombres y mujeres machistas dentro de él, pero no lo es la institución militar.
El juez de Menores Emilio Calatayud opina que el Gobierno nunca tuvo que suprimir la mili obligatoria por los valores que transmite el Ejército a los jóvenes. ¿Habría que reinstaurarla?
Parece que la sociedad española no es favorable a esta idea. A mí me ha aportado cosas positivas el estar y conocer el Ejército, sus valores y tradiciones, pero no puedo hablar por el resto de la sociedad.
En España deja a un niño de cuatro años y una niña de 22 meses. ¿Es lo más duro de la misión?
Si, pero me satisface y compensa saber que estoy cumpliendo con mi obligación y mi deber, que ellos sepan en un futuro qué es la responsabilidad y la abnegación.
Es hija del artista Pepe Gallego y la ex locutora de Radio Nacional de España en La Línea Amalia Soro. La vocación militar no le vino por sus padres.
No, sin embargo mis padres me inculcaron un sentido de la disciplina, la responsabilidad y el amor a nuestro país y nuestra cultura muy similar al que siente el militar.
Nació en La Línea, ¿cómo vive el conflicto que hay en el campo de Gibraltar con el narcotráfico?
Más que un conflicto, se trata de una cuestión de orden público que espero se resuelva lo antes posible. El Campo de Gibraltar es una zona muy acogedora, con buen clima, buena gastronomía y buena gente, honrada y trabajadora, que está viviendo momentos duros, al verse injustamente reflejados en los telediarios, como si todos se dedicaran a actividades ilegales. Voy muy a menudo a La Línea y disfruto estando allí.
0
06:05
30
RSS
No comments yet. Be the first to add a comment!
Reclamo