Cole Brauer llegó a España

Cole Brauer llegó a España

Viaje histórico: mujer de Nueva York se convierte en la primera de EE.UU. en cruzar el mundo sola en un bote

Cole Brauer se convirtió en la primera mujer estadounidense en navegar sola alrededor del mundo en un bote: la histórica hazaña le tomó 130 días.

Cole Brauer, navegante nativa de Long Island (NY) de 29 años, llegó a España, convirtiéndose en la primera mujer estadounidense en navegar sola alrededor del mundo en un bote.

El viaje de Brauer duró más de 130 días como parte del Global Solo Challenge, una carrera de 26,000 millas náuticas que comenzó para ella el 29 de octubre frente a la costa de La Coruña, ubicada en el noroeste de España, y recién ahora está terminando.

Con este objetivo espero demostrar que este deporte y comunidad dominados por hombres pueden volverse más abiertos y menos 'tradicionales'. No puedo creerlo muchachos. Navegué alrededor del mundo. Es una locura. Es absolutamente loco. Esto es asombroso. Hagámoslo de nuevo. ¡Avancemos!

Cole Brauer, Navegante de Nueva York

Brauer también fue la única mujer entre un grupo de 19 regatistas, de los cuales sólo siete permanecieron en la carrera hasta el final y ella quedó 2da en general.

El francés Philippe Delamare, que comenzó la regata un mes antes que Brauer, ganó el “Global Solo Challenge” el 24 de febrero, tras pasar 147 días y 1 hora navegando alrededor del mundo.

“Este objetivo siempre ha sido ser la primera mujer estadounidense en regatear alrededor del mundo”, dijo Brauer, según su perfil de navegación. “Espero demostrar que este deporte y comunidad dominados por hombres pueden volverse más abiertos y menos ‘tradicionales'”.

Brauer documentó para sus 459,000 seguidores en Instagram el retador viaje diariamente a bordo de su barco de carreras, “First Light”, un velero monocasco de 40 pies que normalmente tiene una tripulación de una o dos personas.

Llegó al Océano Pacífico el 29 de diciembre, luego pasó por el punto más meridional de América del Sur y regresó al Atlántico el 27 de enero. En diciembre Brauer sufrió una lesión en una costilla cuando fue arrojada violentamente debido a una brocha, que ocurre cuando un barco cambia involuntariamente de dirección hacia el viento, en medio de las aguas turbulentas cerca de África. A pesar de la lesión, Brauer dijo que no tenía otra opción que superar el dolor y seguir navegando.

En una entrevista la semana pasada con NBC News, Brauer destacó que los navegantes solitarios “tienen que poder hacerlo todo. Tienes que poder levantarte incluso cuando estás tan agotado y tienes que poder arreglar todo en el barco”.

Brauer creció en Long Island y se graduó de East Hampton High School en 2012. Se interesó por la navegación cuando asistió a la Universidad de Hawaii en 2014.

Tras completar esta hazaña, ahora espera servir de inspiración como han sido los pioneros de la navegación. Por ejemplo, la capitana polaca Krystyna Chojnowska-Liskiewicz fue la primera mujer en navegar sola alrededor del mundo, recorriendo 31,166 millas náuticas entre 1976 y 1978.

Cole Brauer llega a A Coruña tras completar la vuelta al mundo a vela en solitario

La travesía de la estadounidense ha durando 130 días y una vez en puerto ha defendido que «las mujeres pueden hacer cualquier cosa que se propongan».

La regatista estadounidense Cole Brauer ha llegado hoy a A Coruña tras completar, en 130 días y en solitario, la vuelta al mundo a bordo de su barco 'First Light'. Ha logrado completar este reto sin escalas, se ha convertido en la primera mujer en hacerlo y ha quedado de segunda en el Global Solo Challenge, solo superada por Philippe Delamare, que arribó a puerto en los últimos días.

Esta mujer, de solo 29 años, ha retransmitido su travesía por las redes sociales y se ha convertido en un ejemplo de superación y tenacidad durante todo este tiempo. La prueba, recién creada, así lo merecía: la soledad del mar sin más compañía que el viento y las olas.

Gracias a su eterna sonrisa y su espontaneidad se ha erigido como referente de las mujeres de todas partes del mundo que la han seguido, a través de la pantalla, en una ruta dura y mayoritariamente masculina. «Las mujeres pueden hacer cualquier cosa que se propongan», ha dicho nada más llegar al puerto de A Coruña. Y lo ha hecho, precisamente, un día antes del 8-M y ha animado a evitar las peleas entre sexos. «Creo que ambos podemos estar al mismo nivel y no tenemos que luchar por el poder, que podemos estar en el mismo escalón».

Tras atravesar los tres cabos más peligrosos del mundo con un velero, Buena Esperanza en Sudáfrica, Hornos en Chile y Lleeuwin en Australia, ha recorrido los mares de buena parte del mundo para regresar al punto de partida, A Coruña.

En el puerto, en el que se la esperaba desde ayer pero con viento poco favorable para lograrlo, fue recibida por decenas de personas que aplaudieron su arribada y el éxito de esta joven heroína. Ya en tierra ha descorchado una gran botella de champán para celebrar con los suyos y ha mantenido que la festejará con «un capuchino y un cruasán».

Además de palabras de agradecimiento para los que la han seguido en esta aventura, también ha querido recordar a su familia. Ha dicho de sus padres que no son regatistas y no entendían ese mundo hasta ahora. «Creo que ahora ya lo entienden porque se ha vuelto como un fenómeno mundial y han llegado a entender qué es lo que estaba intentando hacer. Pero al principio ellos pensaban que yo estaba loca».

Cole Brauer, la joven que ha vencido a los océanos y a las redes sociales

Esta norteamericana de 30 años está a punto de completar la vuelta al mundo en solitario y se ha convertido en una fuente de inspiración para su medio millón de seguidores en las redes sociales

Cuando Cole Brauer inició la carrera, su cuenta de Instagram tenía 20.000 seguidores. En la actualidad, 450.000 personas que la siguen diariamente y asisten a la proeza de esta joven como si fuera alguien de su propia familia. Hay niñas que le escriben para darle ánimo, madres que la consideran un ejemplo para sus hijas y profesores que la ponen como ejemplo a sus alumnos. Cuando se puso enferma y ella misma tuvo que colocarse una vía en la vena para hidratarse, sus seguidores contuvieron la respiración. Lo mismo que sucedió cuando un golpe de mar la lanzó contra uno de los costados de la cubierta y estuvo a punto de romperse varias costillas. Además, ha aparecido encerrada en la cabina mientras reparaba las partes estropeadas de su barco o intentaba cocinar pese a los golpes de mar.

Brauer, además, ofrece una imagen acorde a la generación Z. Hasta ahora, las grandes navegantes en solitario como Ellen Macarthur o Florence Arthaud, por citar a dos pioneras de este tipo de pruebas, eran mujeres que se presentaban como aguerridas profesionales, más cerca de los lobos de mar que de una teenager atrapada en el Atlántico. Brauer, sin embargo, aparece en sus vídeos tomando un Aperol Spritz al cruzar el Ecuador -siguiendo la tradición marina de rendir homenaje a Neptuno vertiendo parte de la bebida al océano- o bailando con un vestido corto de rosa 'barbie' en la cubierta de su barco, con unos zapatos de tacones del mismo color en la mano.

El día de San Valentín danzó frente a la cabina y escribió un mensaje que se convirtió en una arenga para sus fans. «Se lo dedico a todas las mujeres impresionantes que persiguen sueños, gritan, cantan y agarran la vida por el cuello y no encajan en ningún molde de flores y cajas de chocolates. Aplauso para todos ustedes», dijo en Instagram.

En A Coruña ya le esperan sus padres y su equipo. Si todo sucede como está previsto, será la segunda clasificada en la prueba, justo por detrás de Philippe Delamare. La joven ya ha dicho que hará en cuanto desembarque: «Necesito un capuchino y un croisan».

Cole Brauer, única mujer en la Global Solo Challenge de A Coruña: «No doy la imagen de marinera»

0
08:25
80
RSS
Нет комментариев. Ваш будет первым!