Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona

Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona

La cita europea más candente del año en el ámbito del trabajo sexual, el VIII Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona FICEB, ha finalizado en el complejo expositivo La Farga de Barcelona.

Directores, productores, artistas del cine porno, así como artistas y fotógrafos que trabajan en el género del erotismo pesado se reunieron en Barcelona durante cuatro días.

El mayor participante del festival, International Film Grup (el distribuidor español de películas relevantes), invitó al foro porno a artistas de fama mundial como Rocco Siffredi, Silvia Saint y Sara Bernat. En la clausura del festival, subieron al escenario jóvenes actores y actrices talentosos de toda Europa, en particular de España: Nacho Vidal, Sophie Evans, Dolly Golden.

Los invitados aprovecharon su tiempo con bastante eficacia: el primer congreso español de desarrolladores de sitios de Internet para adultos tuvo lugar con el tema «Ofertas eróticas del entorno de Internet: pros y contras». Los participantes del congreso resolvieron los problemas de optimización de motores de búsqueda en el ámbito de la distribución de pornografía. Paralelamente, en otros locales del complejo expositivo de Farga se celebró el V Concurso de Arte Erótico Josep Blanc, presidido por Luis Verlanga. Se celebró un debate aparte entre los participantes en el negocio de la pornografía bajo el lema «Sustitución de cintas de vídeo por DVD», y en el debate «La influencia de la religión en la sexualidad humana» se discutieron los aspectos culturales de la pornografía. Como parte del programa del festival, a los pornógrafos y sus invitados se les proyectó la película de Hollywood «Boogie Nights», dirigida por Anderson, sobre el difícil destino de los pornógrafos de los años 70 en Estados Unidos. Como entretenimiento profesional se realizaron espectáculos de striptease y porno en todas las instalaciones del centro de exposiciones, así como en una sala especial llamada “Fetish Café” para los amantes del sadomasoquismo, el látex y los tacones altos.

Los stands también presentaron productos de los principales fabricantes españoles de accesorios sexuales, desde preservativos y consoladores hasta ropa de goma y parejas inflables.

Y ahora el jurado, presidido por el destacado director porno Luca Damiano, anunció los resultados. El mejor largometraje porno del año fue “Stavros” del productor Mario Salieri, la mejor “película 100% sexual” fue obra del productor Rocco Siffredi “Dirty Anal Kelly In Rome”. El premio a la mejor fotografía fue para los italianos (película «Napoli»), y el premio al mejor guión fue para los españoles (película «Festival»).

Los premios personales se distribuyeron de la siguiente manera: Director del Año fue para Alain Payet por la película «La Feta a Gigi», mejor actriz para Laura Angel por la película «Alexia & Cie». La última película obtuvo en general muchos premios de festivales; Así, Sylvia Saint recibió un premio a la mejor escena lésbica de esta película, y el actor de la misma, Philipe Dean, se convirtió en el mejor actor masculino del festival. La estrella porno Rocco Siffredi recibió un premio solo por la mejor escena de sexo anal en su propia película sobre las aventuras de «Dirty Kelly» en Roma.

Suspendido un maratón sexual en L'Hospitalet

La dirección del Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona canceló ayer por «inapropiado» el maratón sexual impulsado por una empresa participante en el certamen que consistía en que 1.000 hombres mantuvieran relaciones sexuales con una misma mujer ante el público de la feria. Según los promotores del festival, que se celebra en L'Hospitalet, la empresa tenía autorización para celebrar el acto el pasado viernes, pero no ayer. Antes de la suspensión, unos 400 voluntarios habían participado en el insólito maratón.

Finaliza el Festival de Cine Erótico de Barcelona

La octava edición del Festival de Cine Erótico de Barcelona ha finalizado con polémica al suspender la organización el espectáculo en el que la actriz italiana Rossana Doll debía intentar mantener relaciones sexuales con 600 voluntarios durante este fin de semana. Las virulentas críticas aparecidas en la prensa catalana han sido el motivo fundamental para que los responsables del festival suspendiesen el espectáculo de la señorita Doll. En todo caso, no parece probable que la actriz italiana hubiese conseguido alcanzar la cifra de 600 encuentros sexuales, puesto que el número de voluntarios no llegaba a un centenar en la noche del viernes. La productora de cine X que organizó el espectáculo no consiguió despertar el interés del público a pesar de la promoción publicitaria y de garantizar el anonimato a los participantes.

A pesar de la polémica provocada por el espectáculo de Rossana Doll, el Festival de Cine Erótico de Barcelona ha conseguido alcanzar los 35.000 visitantes durante los cinco días que ha durado esta feria en la que se dan citas todas las empresas relacionadas con la industria del sexo. La presencia en el recinto ferial de la Farga de l’Hospitalet de Llobregat de las principales estrellas del cine X ha sido, sin duda, el principal atractivo de un festival que tan sólo es superado en número de visitantes por la multitudinaria convención de la industria pornográfica norteamericana que se celebra anualmente en Las Vegas a finales de febrero.

Aunque está concebido fundamentalmente como una plataforma comercial para que las principales productoras europeas del porno presenten sus novedades, el Festival de Cine Erótico de Barcelona también cuenta con una sección competitiva en la que este año han participado más de 70 películas clasificadas “X”, procedentes de Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Suecia y España. En esta edición, el premio “Ninfa de Oro” a la mejor película ha sido para la producción italiana “Starvos” del realizador napolitano Mario Salieri.

El film está inspirado en la figura de un poderoso armador griego que recuerda bastante a Aristóteles Onassis y cuenta con un reparto más extenso de lo habitual en una producción porno. Pese a la calidad del film de Salieri, el nivel de las películas a concurso ha sido muy discreto puesto que la industria del cine para adultos no se interesa por producir películas argumentales y prefiere explotar el filón del porno aficionado que resulta más económico de rodar y más rentable.

En esta edición del festival se ha constatado el interés de la industria pornográfica por utilizar Internet como vía de difusión de sus productos y las dificultades del mercado para asimilar los nuevos formatos audiovisuales (DVD, Laser Disc) que deberían sustituir al vídeo a medio plazo. La batalla comercial entre las principales compañías productoras de cine porno está ahora en la red y así lo han entendido empresas como la sueca “Private” y la norteamericana “Vivid” que han sido pioneras en la utilización de Internet.

0
16:05
129
RSS
Нет комментариев. Ваш будет первым!