Requisitos para el buen trabajo del empresario o emprendedor

Tipo de articulo:
Revisión
Requisitos para el buen trabajo del empresario o emprendedor

En la sección anterior, revisamos el trabajo de un empresario o de un emprendedor.

¿Lo puede hacer cualquier persona?

¿Se requiere alguna preparación para ello?

En esta sección, quiero invitarlo a que revisemos cuáles son los requisitos para ser un buen empresario o un buen emprendedor.

Si dijimos que el trabajo de un empresario es crear, hacer crecer y desarrollar empresas, ¿hay características especiales que se necesita tener para ser un buen empresario o emprendedor?

¿Hay algún conocimiento involucrado que puede intentar adquirir con el cual pueda formarme para realizar esta labor o es solo una intuición?

Segurame usted como muchas personas conocen a otros que sin tener preparación previa han logrado crear y desarrollar un empresa.

Esto último lleva a que para muchos, hacer empresa o desarrollar empresas sea una actividad que no requiere más compañía que la suerte o que la buena intuición.

La realidad muestra otra cosa.

Cuando uno se pregunta, qué requisitos se requiere para ser un buen empresario oun buen emprendedor, hay cuatro que conviene destacar.

Hay un conjunto de características personales que se requiere desarrollar.

Conocimientos y experiencias son deseables también en este tema.

Educación formal en dirección de empresas.

Y un comportamiento ético intachable.

Revisemos cada uno de ellos con mayor atención.

Hay un conjunto de características personales quizás muchas de las cuales no vienen adquiridas en el nacimiento.

La buena noticia es que se pueden desarrollar.

¿Cuáles son las principales que un buen empresario o un buen emprendedor debe tener?

En primer lugar, ser asertivo.

Asertividad significa contar con la capacidad para comunicar sus ideas con claridad.

Se trata de tener una capacidad por medio de la cual se haga entender y que el resto entienda lo que usted quiere o desea desarrollar.

La asertividad se manifiesta tanto en lo oral como en lo escrito, como en la capacidad de poder presentar sus ideas.

Esto involucra una serie de aspectos que un buen emprendedor o un buen empresario debe de preocuparse.

Saber hablar, saber exponer, poder expresarse con claridad.

En segundo lugar, la capacidad de aunar voluntades, de buscar centros de convergencias, de no ser una persona que diverja, o que separe opiniones del resto.

Que tenga capacidad para convocar, para sintetizar, para invitar, para aunar voluntades.

Es una capacidad que se puede conscientemente desarrollar.

En tercer lugar, un buen emprendedor o empresario debe ser una persona inspiradora.

Una persona que se apasione con lo que es su empresa.

Que sea capaz de proyectar esta inspiración y esta pasión hacia todos quienes conforman su grupo de trabajo.

Cuarto, una gran capacidad de ejecución, capacidad de hacer, capacidad de realizar.

No basta en una empresa con tener buenas ideas.

Se trata de poder llevarlas a cabo y de traducirlas en realidad.

Finalmente, resiliencia.

Como aquella capacidad que todo buen empresario o emprendedor tiene entendida cómo el poder sobreponerse ante fracasos, situaciones difíciles, o definitivamente cosas que no saben cómo las tenía prevista.

Un buen empresario o un buen emprendedor es el que se levanta.

El que desde el fracaso o desde la adversidad es capaz de retomar su rumbo.

Quizás con más motivación y con más ganas con el cual partió la primera vez que lo intentó.

La buena noticia es que estas capacidades y características personales se pueden desarrollar.

Decíamos que un buen empresario o emprendedor requiere conocimiento y experiencia.

Partiendo por conocimiento y experiencia en su empresa, en su negocio, en la actividad que va a desarrollar la empresa.

Ninguna buena empresa se construye a partir de un empresario o de un emprendedor que no tiene por lo menos algún grado de experiencia en el sector en el tipo de negocio que va a desarrollar.

Muchas veces me han preguntado, ¿en qué tengo que especializarme para ser un buen empresario o un buen emprendedor?

La respuesta para todos es la misma, especialícese en su cliente.

La segunda característica en cuanto a conocimiento o experiencia que se requiere para formar una buena empresa y poder ser un buen emprendedor o empresario es ser experto en su cliente.

Ser experto en quiénes, en cómo compren, qué necesidades tienen.

En cómo lo hacen, qué buscan, qué pretenden satisfacer.

Transfórmese en un experto en su cliente.

El común denominador de los negocios son las cifras.

Un conjunto de cifras habla más que 1.000 palabras.

La tercera característica en cuanto a conocimiento requerido de un empresario o de un emprendedor es que este se sienta familiarizado con la cifras.

Que las conozca con profundidad.

Cuando un empresario conoce sus cifras,

nadie le va a poder decir una cosa por otra.

Los negocios, las empresas se conocen desde las cifras.

Entrénese, familiarícese, estudie, apréndalas.

Cifras.

Cuarto, profundo conocedor de los factores críticos de su negocio, de su empresa.

Si usted se hace la pregunta, ¿qué es importante en mi empresa?

Probablemente va a hacer una larga lista de elementos que prácticamente van a conformar todo lo que ocurre en su empresa o negocio.

Los factores críticos.

Son aquellas palancas claves que en definitiva transforman una situación a otro estado mejor.

La buena noticia es que no son muchas, con críticas.

Identifíquelas, reconózcalas, cuídelas, estúdielas.

Conózcalas en profundidad.

¿Se requiere formación para ser un buen empresario o emprendedor?

La respuesta indiscutiblemente, sí.

La educación formal en gestión de empresas es definitivamente un aspecto clave para ser un buen emprendedor o empresario.

¿Educación formal en qué?

En modelos de pensamiento.

Toda la administración de empresas se sustenta sobre la base de modelos, de pensamiento para dirigir.

Los modelos son simplificaciones de realidades que habitualmente son más complejas.

Se caracterizan porque dan solución a problemas específicos.

No requieren de aceptación universal.

Son sus modelos.

Estudie modelos, buenos modelos para dirigir.

Técnica de gestión de empresas.

Hay muchas técnicas que le van a ayudar a poder encontrar buenas soluciones.

Técnicas para evaluar financiamiento de proyectos, técnicas para administrar inventarios, técnicas para desarrollar planes de marketing.

Técnicas de gestión se estudian, se aprenden, se pueden aplicar.

Desarrollo de una visión de largo plazo.

Una visión que vaya más allá de ver los detalles y los aspectos puntuales y específicos de su negocio hoy.

Un buen empresario o emprendedor siempre tiene una visión de globalidad, de integridad, de persona de vértice.

Finalmente la cuarta característica que dijimos, un buen empresario o emprendedor tiene un comportamiento ético intachable.

Cuando hablamos de comportamiento ético estamos refiriéndonos a un comportamiento que por sobre todo privilegia y respeta a la persona que trabaja.

Independientemente de su condición social, independientemente del cargo que tiene, de lo que gana.

El otro merece mi respeto porque es tan persona como yo.

Y de más está decir que en una empresa en donde el elemento central cosubstancial de la esencia es la persona que trabaja, el comportamiento ético intachable es definitivamente uno de los requisitos para ser un buen emprendedor exitoso.

¿En qué se traduce esto?

Se traduce en varias temas que hay que tener en cuenta.

Primero, un empresario o un emprendedor es mucho más que un empresario o un emprendedor.

Es un modelo de conducta para el que está trabajando en una empresa.

Cultive su conducta.

Muchos lo van a estar mirando, muchos lo van a querer emular.

Segundo lugar, el valor de la persona en su código de valores debe estar siempre en el centro.

No hay buenos empresarios ni buenos emprendedores que no entienden que la empresa es una realidad humana conformada por personas, y esas personas son las que en definitiva hacen realidad el producto que la empresa quiere transforme, quiere construir.

Valore a la persona, respétela, póngala en el centro de su organización.

Tercero, intencionalidad e imparcialidad.

Dos principios, dos elementos claves en lo que es ética de negocio.

Las acciones son éticas o no éticas no por las consecuencias observables de la misma, sino por la intencionalidad del que está decidiendo.

Intención recta es un requisito fundamental para ser un buen empresario o emprendedor.

Imparcialidad, no le haga a otro lo que no le gustaría que le hicieran a usted.

Una norma de conducta simple que le ayudará a actuar bien.

Finalmente, virtudes al servicio de la empresa y de su gente.

En esta sección, hemos revisado que para ser un buen empresario o emprendedor se requiere algo más que intuición.

Se requieren conocimientos concretos que le permite dirigir bien, o no dirigir bien.

Para emprender dijimos, y dirigir empresas, hay conocimientos y habilidades.

No es solo intuición, es necesario formación.

Principalmente son cuatro los requisitos que revisamos.

Características personales que se pueden desarrollar.

Conocimientos y experiencia en el negocio, en su cliente, en su sector.

Educación formal para poder adquirir una serie de conocimientos, modelos, técnicas que le van a ayudar a dirigir mejor.

Y un comportamiento ético intachable como un requisito fundamental.

Que situó la persona en el centro de la empresa y que le permite poder dirigirla a mejor manera.

Para ello, la educación formal en negocios, la preparación que usted pueda tener, los estudios que puede hacer son materias fundamentales para efectos de poder desarrollar estos conocimientos específicos.

Hemos visto que un buen empresario o emprendedor se construye y se cultiva.

Y que la administración de empresa, y la educación formal aporta.

¿Cuáles son los conocimientos esenciales para dirigir bien?

Este tema será materia de la siguiente parte en nuestro modulo.

Una brecha es una distancia que hay entre un estado deseado y una situación real.

Lo invito a que desarrolle la actividad de la parte dos.

Esta actividad le ayudará a usted a establecer las brechas que usted cree que tiene entre sus cualidades actuales y aquellas requeridas para ser un buen empresario o emprendedor.

Desarróllelas, reflexione y construye un plan de formación y de cierre de brechas.

Un buen empresario debe especializarse en:

En su cliente, en su industria, en su desarrollo y en la relación con su negocio

0
13
RSS
No comments yet. Be the first to add a comment!
Reclamo