Gemma Mengual y Ona Carbonell Juegos Olímpicos 2016

Gemma Mengual y Ona Carbonell Juegos Olímpicos 2016

Ona Carbonell y Gemma Mengual, clasificadas para los Juegos Olímpicos

La pareja española se hizo con el primer puesto en el Preolímpico de natación sincronizada y la competirán en Río 2016 el próximo mes de agosto.

Ona Carbonell y Gemma Mengual, compitiendo en el Preolímpico.

Gemma Mengual y Ona Carbonell preparan los Juegos Olímpicos de Brasil

Ona Carbonell, Paula Giménez y Gemma Mengual

El dúo español de natación sincronizada formado por Gemma Mengual y Ona Carbonell han ganado el Trofeo Infantas de España, patrocinado por ASISA, mientras continúa su preparación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La competición se celebró en la Piscina Municipal Monte Tossal de Alicante y en la ceremonia de entrega de trofeos participó la delegada de ASISA en Alicante, la doctora Paula Giménez.

«Las nadadoras españolas dominaron la competición, tanto en la rutina técnica como en el ejercicio libre, y se impusieron a las parejas china y japonesa, contra las que competirán en Brasil», informa ASISA. ASISA patrocina al Equipo Nacional de Natación Sincronizada y colabora con la RFEN desde 2005. «Este apoyo se enmarca en los principios corporativos de la compañía, que mantiene como una de sus señas de identidad más reconocibles un compromiso sólido con el mecenazgo y el patrocinio de diferentes actividades sociales, culturales y deportivas», destaca la aseguradora.

Image

Image

Image

Image

Gemma Mengual y Ona Carbonell no iban de farol

Como dos gotas de agua o la magia de la sincronizada

Se perfila una lucha muy cerrada con Japón y Ucrania por el bronce

Ona Carbonell y Gemma Mengual, en un momento de su ejercicio

Hasta una hora antes de comenzar la competición de natación de sincronizada no hubo total seguridad de que ésta se disputaría con normalidad en la piscina María Lenk de Río. El vaciado de la pileta debido a la turbiedad del agua y su llenado con la trasvasada del vaso de calentamiento duró toda la noche y no se completó hasta poco antes de las 11 horas, en que debían comenzar las rutinas libres de la ronda calificatoria.

«Nos hemos levantado a las cinco y hemos estado constantemente mirando los correos para ver cómo iba el llenado», relató posteriormente Ona Carbonell. «Nos preocupaba por cómo nos podía afectar a los ojos, porque los abrimos mucho debajo del agua».

Retiradas ya las mangueras y despejada la piscina empezó con normalidad la competición en la que el dúo español formado por Carbonell y Gemma Mengual aspira a una tercera medalla olímpica consecutiva de la sincro española en esta modalidad.

Tras la rutina libre, las españolas aparecían en cuarta posición, por detrás de las inalcanzables rusas, de las chinas y japonesas, los dúos que hace un año compusieron el podio en los Mundiales. Carbonell y Mengual quedaban por encima de Ucrania, que en aquella ocasión fue cuarta.

Ona y Gemma compitieron bien en líneas generales, con su ejercicio que comienza con el Concierto de Aranjuez y se transforma en un flamenco que ellas interpretan con pasión. Al final hubo un fallo, cuando por evitar un contacto, Mengual se pasó de giro y no pudo sacar una pierna. Las jueces tomaron nota de ello.

«Son cosas que pasan. Sólo piensas en la coreografía y también te equivocas», asumía Mengual, sin darle excesiva trascendencia. Visto por el lado bueno, implica que las españolas pueden mejorar su nota de 93,7667 en la final. Ahí contará el 50% de la rutina técnica que se disputará este lunes, y otro 50% del libre que tendrán que volver a ejecutar.

La clasificación que arrojó la ronda eliminatoria con el libre no es una foto fija. «Quién mejor que yo lo sabe, que íbamos terceras en la preliminar y en el dúo técnico con Andrea Fuentes en Londres y ganamos plata en la final», relativiza Carbonell el resultado. «Todo puede pasar porque hay un grupo de tres dúos bastante juntos».

«La puntuación hay que mejorarla para luchar por la medalla», reconocía Carbonell. «Está claro que a Japón lo quieren meter en el podio. Llevo años en esto y lo sé, pero los jueces van rotando y mañana no serán los mismos», advierte Mengual, que volvía a unos Juegos Olímpicos al cabo de ocho años, ya como madre de dos niños. «Lo vivo como una superación personal. Me veo aquí, a un nivel, y piensas: He sido capaz, y lo estoy disfrutando. Lo demás ya se verá».

Juegos Olímpicos Río 2016: Gemma Mengual y Ona Carbonell no iban de farol

Ona Carbonell y Gemnma Mengual, durante la final de sincronizada

Image

Ona Carbonell y Gemma Mengual, quintas en el dúo

La pareja española Ona Carbonell y Gemma Mengual ha concluido en quinta posición en la final de rutina libre de natación sincronizada de los Juegos de Río, disputada en el Centro Acuático María Lenk, mientras que el oro fue para Rusia por delante de China y Japón, plata y bronce, respectivamente.

El dúo español partía con la quinta mejor nota de las finalistas, después de los 92,5024 que sumó en el ejercicio técnico de la víspera, y sumó un total de 186,63 después de mejorar ostensiblemente (94,13) este martes con la interpretación pasional del 'Concierto de Aranjuez' de Paco de Lucía.

Después de su inesperado regreso, Gemma Mengual se declaró «muy satisfecha» con este diploma olímpico. «Mientras nadaba pensaba 'dalo todo porque es lo último. La oportunidad de estar aquí es única. ¿Mi despedida? Olímpica, seguro», declaró emocionada a Televisión Española la mujer que elevó a la cumbre a la natación sincronizada española.

Ona Carbonell se quedó con el amargo regusto de no poder repetir la plata del dúo de Londres 2012, aunque con la conciencia tranquila por haberse entregado al máximo. «Lo hemos luchado como nunca y esa es la sastisfacción máxima. Antes, los países estábamos más distanciados, pero ahora estamos mucho más cerca», indicó. Carbonell confesó que ha sido un ciclo olímpico complicado, por el relevo generacional y la no clasificación del equipo. «Hace tiempo que vivimos momentos difíciles. Ha sido un ciclo complicado, con cambio generacional, pero hay que seguir luchando», apostilló.

Gemma y Ona, un sueño que se desvanece

La pareja catalana solo pudo ser quinta y la sincronizada española se queda sin medalla desde Atenas 2004

Gemma Mengual y Ona Carbonell, durante la última actuación en Río

Esta vez no fue posible. En esta ocasión la meta de la medalla se quedó en sueño. Ni Gemma Mengual ni Ona Carbonell pudieron alcanzar en la piscina de Río el objetivo que se habían planteado. Quedará su empeño, su fuerza y su lucha por volver a subir al podio olímpico pero el dúo de natación sincronizada solo pudo finalizar en quinta posición. Fueron insuficientes los 92.5024 puntos sumados en el programa técnico y los 94.1333 alcanzados en el ejercicio libre, disputado este martes en el centro acuático María Lenk.

Una vez hecha la suma, Mengual y Carbonell alcanzaron 186.6357 puntos y la pareja catalana debió conformarse con el quinto lugar tras las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina (194.9910), las chinas Xuechen Huang y Wenyan Sun (192.3688) y las japonesas Yukiko Inui y Risako Mitsui (188.0547), quienes coparon el podio. Y aun así tuvieron también la réplica de las ucranianas Lolita Ananasova y Anna Voloshyna (187.1358), que habían alcanzado la última jornada de competición en el cuarto lugar y lograron retener ese puesto tras el programa libre para satisfacción de su asesora artística, la catalana Anna Tarrés.

PASIÓN FLAMENCA

Gemma y Ona apostaron por una rutina inspirada en la mejor pasión flamenca. Intentaron cautivar con la música y contagiar a toda la piscina con su ritmo durante los 3minutos y 12 segundos que duró su actuación, aunque el intento no bastó para fraguar su remontada hacia el podio.

Pese a todo, estuvieron mejor que sus oponentes ucranianas, a las que superaron por 0.1333 puntos, pero la desventaja acumulada desde la presentación del ejercicio técnico se acabó convirtiendo en una losa insalvable en su aspiración de medalla. Y por este propósito Gemma se había vuelto a lanzar a la piscina, a entrenar y a convertirse en compañera de Ona. A los 39 años, Mengual ya había saboreado dos veces el podio en los Juegos de Pekín 2008, cuando fue plata con el equipo y en el dúo junto a Andrea Fuentes. Mengual no compitió en los Juegos de Londres 2012, pues pocos meses antes había anunciado su retirada.

EL PRECEDENTE DE LONDRES

En la cita londinense, Andrea Fuentes repitió en el segundo cajón del podio junto a Ona Carbonell mientras que el equipo fue bronce en la capital inglesa. Este martes, la sincronizada española se vio fuera de los tres mejores por primera vez desde los Juegos de Atenas 2004. La quinta plaza, además, ha venido cargada de polémica después de que la pareja se quejara el lunes sobre el criterio arbitral al hablar incluso de una conspiración contra ellas.

Image

Las duras declaraciones de Gemma Mengual y Ona Carbonell que encienden la polémica en Río

Las nadadoras ponen en duda las puntuaciones de los jueces y creen que las intentan relegar

Ona Carbonell y Gemma Mengual, en el dueto libre

La natación sincronizada española atraviesa un momento difícil. La ausencia del equipo de las chicas en Río 2016 después de haber logrado medallas en Pekín y Londres y el cruce de declaraciones posterior entre Anna Tarrés y Gemma Mengual dañó la imagen de la disciplina. En estos Juegos Olímpicos, la ‘sincro’ tampoco se aleja de la polémica.

Y es que el dúo que forman Ona Carbonell y la propia Mengual se ha mostrado muy disconforme con las puntuaciones dictadas por los jueces estos días. El quinto puesto logrado para acceder a la final queda lejos de las expectativas que tenían depositadas en la cita olímpica. Una plaza que las nadadoras no consideran que se deba a una mala actuación, quedándose a seis décimas de las ucranianas y las japonesas en la lucha por el bronce.

Una vez terminada la ejecución de la rutina técnica en el centro acuático María Lenk, ambas expresaron su malestar, poniendo en duda el criterio arbitral. El marcador ilumina un 92.5024 que les hace perder fuelle para alcanzar el podio.

Mengual se adelanta a Carbonell por el pasillo que bordea la piscina y empieza a confesarse ante los periodistas españoles en zona mixta: “Estoy resignada”. “Al final, ya sabemos cómo va esto. Después de lo de ayer [fueron cuartas en la preliminar del dúo libre], que pase lo de hoy...”.

El domingo, tras advertir el tercer puesto del dúo japonés en la preliminar de la rutina libre, la barcelonesa, de 39 años y madre de dos niños, ya había proclamado su disconformidad con el criterio de los jueces. “Se ha visto que a Japón lo quieren meter ahí. Llevo años y lo sé”, expuso entonces, todavía en caliente, dejando entrever un trato favorable en el camino hacia Tokio 2020.

Esta vez aportó otra explicación. “Somos un país que ahora ha perdido un poco de peso. No llevamos equipo. Son muchas cosas que influyen”, dijo desilusionada. “Ayer fue un cuarto y pensé: ‘bueno’. Pero hoy el quinto ha sido un poco decepción”, abundó.

Ona Carbonell habló también de “temas políticos” aunque después se corrigió. “Muchas veces nos hemos visto favorecidas por estos temas y ahora nos vemos perjudicadas. Esto forma parte del juego. No creo que sea justo quejarse”, dijo.

En la mente de Carbonell está muy presente lo ocurrido hace cuatro años en la capital inglesa, donde nadó junto a Andrea Fuentes. Tras el ejercicio técnico se situaron a siete décimas de la segunda posición pero en el libre corrigieron su desventaja para saborear la plata. “El tercer puesto [Ucrania sumó 93.1358 en el dúo técnico] tampoco está tan lejos. El tercero y el cuarto están enganchados y nosotras estamos ahí. Imposible no es. Tendremos que no cometer errores y hacerlo lo mejor que podamos mañana”, reaccionó Mengual.

Ante los micrófonos de TVE, dejaron claro su enfado y resignación. “Nuestro objetivo era luchar por el bronce pero creo que nos están intentado relegar”, decía Mengual. “Nuestro objetivo hasta el último segundo va a ser pelear por la medalla. Hay muchos factores que intervienen y sabemos que es difícil, pero sabemos que tenemos el nivel para estar arriba. Con la puntuación de hoy se nos ha puesto más difícil. Que los jueces hayan decidido que estemos quintas… no ayuda”, concluyó Ona, después de mirarse con Gemma, mordiéndose la lengua en la pausa.

Su última baza será la rutina libre de este martes. Primero, sonará el Concierto de Aranjuez. Después, un zapateado sobre el agua. La meta será contagiar su pasión a un país que se mueve al ritmo de la samba.

Image

0
20:45
78
RSS
No comments yet. Be the first to add a comment!