Reclamo

Polina Berezina y María Añó, grandes favoritas en el Campeonato de España de rítmica

Polina Berezina y María Añó, grandes favoritas en el Campeonato de España de rítmica

Igualdad, calidad, competencia. Los mejores ingredientes para el Campeonato de España absoluto de gimnasia rítmica, un torneo que, en esta ocasión, va a tener un marcado acento valenciano. Primero, por celebrarse, este próximo fin de semana, en el Colonial Sport de Alfafar. Después, porque, de cumplirse los pronósticos y la lógica, la medalla de oro en el all around o concurso completo de la máxima categoría, la absoluta honor, debería de ser para una de estas dos gimnastas: Polina Berezina o María Añó. Las dos deportistas pertenecen al Proyecto FER y se perfilan como las grandes favoritas para proclamarse campeonas nacionales, por encima de otras aspirantes como la catalana Natalia García, la turolense Alba Bautista o la leonesa Paula Serrano. Por desgracia, la también gimnasta FER Noa Ros, medalla de oro el pasado año, no podrá defender el título conquistado en 2019 por culpa de una lesión de cadera que, incluso, le va a obligar a pasar por el quirófano.

Con independencia del desenlace, el desarrollo del evento, previsto del 3 al 6 de diciembre promete ser apasionante. Aunque Polina dio un paso adelante en 2019, con una brillante actuación en el Campeonato del Mundo en Bakú, el equilibrio con María Añó es notorio. En 2017 y 2018, los títulos correspondieron a Polina Berezina. En 2019, el oro del concurso completo o all around fue para Noa Ros, pero María Añó fue la mejor en tres de las cuatro finales parciales por aparatos. A esta gran igualdad, hay que añadir las incógnitas derivadas de este curso tan extraño y especial. Es decir, no se puede descartar ninguna resolución. A pocas jornadas del Campeonato, hablamos con las dos gimnastas del Proyecto FER.

— Hemos tenido que esperar al último mes del curso para la primera gran competición del año, un hecho que refleja la anomalía de 2020. ¿Cómo llegáis en lo físico y en lo técnico?

Polina Berezina: He tenido un año tremendamente complicado. Más, incluso, por la lesión de espalda que por el confinamiento. Por ello, el esfuerzo ha sido brutal. Ni en lo físico ni en lo técnico estoy al 100%; pero creo que, dadas las circunstancias que hemos vivido, llego en buena forma y afronto este Nacional con mucha ilusión.

María Añó: Mucho mejor de lo esperado. He podido superar algunos problemas físicos y ahora me encuentro bastante bien. Y a nivel técnico, también tengo buenas sensaciones. En las últimas semanas, el trabajo ha sido muy selectivo. He buscado más la calidad que la cantidad. Creo que he conseguido una buena adaptación entre música y ejercicios. En fin, estoy esperanzada.

— Desde fuera, la sensación es de una gran igualdad y de que puede ganar cualquiera de la dos. ¿También vosotras, como protagonistas directas, tenéis esta percepción?

Polina Berezina: Yo quiero ganar, claro, pero mi primer objetivo es mostrar mi trabajo y mis ejercicios de la mejor manera posible. Las puntuaciones que otorguen las juezas no dependen de mí. Por ello, considero que el único rival que tengo en la pista soy yo misma.

María Añó: Cualquiera puede ganar, no sólo Polina o yo. Es cierto que, si tomamos como referencia los últimos Nacionales, parece que seamos ligeramente favoritas. Pero yo abriría el abanico de aspirantes al oro. Hay más candidatas al título. Además, gane quien gane, será más que merecido después de este año tan tortuoso.

— En los últimos entrenamientos, ¿hay algún o algunos ejercicios que tenéis especialmente controlados o dominados?

María Año: Diría que, en los últimos entrenamientos, tengo un mayor control con el aro y la pelota. Además, he conseguido dominar mejor los giros, y creo que estoy logrando evitar las caídas o los errores en los momentos de máximo riesgo de los ejercicios.

— Puesto que en 2020 no ha habido competiciones y, por tanto, no existen referencias, ¿habéis modificado mucho vuestros ejercicios con respecto al pasado año, habéis introducido novedades, o son prácticamente idénticos?

Polina Berezina: Personalmente, he subido bastante el valor y la exigencia de los ejercicios; sobre todo, en el apartado técnico. De hecho, hay algún ejercicio totalmente nuevo que no tiene nada que ver con el pasado año.

Sara Tatay participará en el Nacional junior

Si interesantísimo se presenta el Campeonato de España en la categoría absoluta honor, no menos atractivo será el certamen en la división junior honor. Una de las aspirantes a la medalla de oro es la gimnasta FER Sara Tatay, de 15 años, que afrontará su primera gran competición individual después de la reestructuración del pasado verano (pasó de la modalidad de conjuntos a la de individual). No obstante, Sara Tatay, que se despide de la etapa junior con este acontecimiento, tendrá un ramillete de rivales muy cualificadas: entre otras, las vascas Teresa Gorospe y Salma Solaun, o la también valenciana Lucía González. El espectáculo de la mejor rítmica nacional, en la Comunitat Valenciana. Todo un privilegio.María Añó Baca Club Ritmo Cinta Senior Honor 2020.

María Añó logró un bronce de «orgullo» en su segundo podio en un campeonato de España

La gimnasta valenciana del Club Ritmo León María Añó Baca, que forma parte del grupo de entrenamiento de Ruth Fernández, logró una medalla de bronce de «orgullo», según ha declarado a Efe, en el campeonato de España disputado en Valencia, donde alcanzó su segundo podio consecutivo en un nacional en categoría senior.

«A pesar de haber bajado un peldaño en el podio fue plata el pasado año-, este bronce me deja un sabor de boca de satisfacción por haber podido competir en un año tan extraño y complicado», aseguró la gimnasta levantina.

Después de una primera jornada en la que concluyó en segundo lugar, solo por detrás de la campeona Polina Berezina (Club GR Torrevieja), en la segunda pagó algún error en el ejercicio de mazas que le hizo verse superada por Alba Bautista del Mabel Benicarló.

Añó afrontaba esta cita después de un año entrenando en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de León con Ruth Fernández, moldeadora del talento, entre otras, de la sempiterna campeona de España y diploma olímpico Carolina Rodríguez.

«En este campeonato me he encontrado más segura, pudiendo disfrutar más de los ejercicios y no tan pendiente del fallo, saliendo al tapiz más segura de mí misma y dándome cuenta de que he llegado más preparada, diciéndome a mí misma que puedo luchar», señaló.

El campeonato de España individual y por autonomías disputado en el Club Colonial de Valencia obligó a una competición atípica propiciado por las restricciones anti-Covid que, según Añó supuso un concurso «raro por no tener público y tomar muchas medidas obligadas de precaución, pero a pesar de la frialdad de actuar solo ante las jueces, eso también ayudo a tener menos presión por el ambiente».

La gimnasta valenciana, que continuará formando parte del grupo de entrenamiento de Ruth Fernández en la capital leonesa, valoró la actuación de su Club, Ritmo de León «con las pequeñas que son unas máquinas -lograron el título alevín-» y sus compañeras senior Paula Serrano y Sol Martínez que la siguieron en la clasificación «actuando como un grupo».

El siguiente objetivo será la IV Liga de Clubes Iberdrola que se disputará a mediados de enero, de nuevo en Valencia y donde el Club Ritmo defenderá en la fase final el título logrado en las tres ediciones anteriores, después de que se viera superado por vez primera en la segunda fase, aunque sin poder contar entonces con la participación de la propia María Añó y la argentina Sol Martínez. 

María Añó Baca Club Ritmo Cinta Senior Honor 2020

0
21:10
19
RSS
No comments yet. Be the first to add a comment!